Skip to main content

¿Será que mi hijo/a con Apraxia del Habla Infantil (AHI) llegará a hablar normalmente?

Escrito por

KATHY J. JAKIELSKI, PH.D., CCC-SLP

La pregunta contenida en el título de este artículo, que se relaciona con el pronóstico y los logros a largo plazo, es una que casi todos los padres se hacen a sí mismos y a los profesionales en algún momento después de su hijo/a recibe el diagnóstico de Apraxia del Habla Infantil (AHI). Esta pregunta puede surgir durante la evaluación inicial del niño/a o más adelante durante el tratamiento. Es una pregunta importante que requiere consideración tanto por parte de los padres como para las fonoaudiólogas/ patólogas del lenguaje y el habla involucradas en el caso. Desafortunadamente, no hay investigaciones publicadas hasta la fecha que específicamente nos den repuesta a esta esta pregunta. Por ende, la repuesta, en el mayor de los casos, será una suposición educada basada en los síntomas particulares del niño/a y la experiencia clínica de la patóloga del lenguaje en el diagnóstico y tratamiento del AHI.

Muchos niños/as con AHI llegan a desarrollar un habla normal pero algunos no. Puede ser difícil predecir cuales niños/as probablemente desarrollarán habla normal antes o en la adultez y en cuales casos es poco probable que los niños/as  lo hagan. Hay indicadores que la patóloga de lenguaje puede utilizar para distinguir estos dos grupos. En mi experiencia, la mayoría de los indicadores importantes son específicos de cada caso y relacionados con factores internos y externos de cada niño/a. Estos factores incluyen la severidad del AHI, el progreso inicial del niño/a cuando empieza el tratamiento y la presencia y severidad de los síntomas co-ocurrentes. Los síntomas concomitantes que pueden afectar el pronóstico más significativamente, en mi experiencia, incluyen retrasos del lenguaje, impedimentos cognitivos, y el apraxia oral o de las extremidades. Aunque la interacción de estos desordenes con el AHÍ es desconocida, entre mayor sea la severidad de los síntomas concomitantes, mayor será el reto para que el niño/a pueda alcanzar a desarrollar habla como la de un adulto. Otros indicadores que son específicos a cada niño/a y requieren atención son la motivación del niño/a, el nivel de atención, la continuidad del progreso y el acceso a recibir servicios de terapia. Entre más favorables sean los factores anteriormente mencionados, más positivo será el pronóstico del niño/a.

Yo he trabajado con niños/as con AHI tanto en el área de investigación como en la práctica clínica por más de 20 años. Durante este tiempo, he visto niños/as con AHI cuya habla ha llegado a mejorar hasta llegar a un habla normal (o casi normal) con intervención. Aun niños/as con AHI moderada o severa pueden alcanzar  un nivel de habla normal con servicios de intervención apropiados y extensivos; sin embargo, he encontrado que el pronóstico más favorable para aquellos niños/as con menor cantidad y/o menor severidad de síntomas co-ocurrentes. Los niños/as  que presentan menos síntomas concomitantes y/o cuyos síntomas co-mórbidos son de menor severidad, tienden a progresar hasta desarrollar habla normal antes o en la adolescencia cuando se les brinda terapia del habla suficiente y apropiada, aun cuando el apraxia del habla (AHI) fuera más severa en el momento del diagnóstico. Después de darles de alta  de terapia, uno puede notar errores sutiles en la articulación cuando el adolescente está cansado o estresado; de otra manera, el habla permanece bien articulada e inteligible para el oyente.

También hay otros niños/as con AHI severa o moderada cuyo pronóstico para lograr habla normal en el transcurso de su desarrollo hasta llegar a la adultez es desfavorable. En mi experiencia, estos niños/as inicialmente presentan con múltiples y más severos síntomas co-ocurrentes. Estos niños/as frecuentemente continúan progresando en terapia del habla hasta la adolescencia y, aun cuando ellos/as no alcanzan a desarrollar habla completamente normal, ellos/as logran mejorar y el habla es a menudo su fuente primordial de comunicación. El discurso conexo (es decir la producción en frases largas y complejas de corrido) permanece con un reto constante, como también lo son la producción correcta de aspectos suprasegmentales del habla (la prosodia o melodía del habla, la acentuación, la velocidad del habla, etc.) Para la los niños/as que presentan mayor severidad en el diagnóstico, los sistemas de comunicación alternativa pueden ser usados en combinación con la producción del lenguaje oral para aumentar la capacidad de comunicación. El usar una combinación en las técnicas de comunicación puede ser de gran ayuda particularmente para los adolescentes / adultos jóvenes que se ven enfrentados a una gran diversidad de situaciones comunicativas.

En general, es importante recordar que los niños/as con AHI pueden mejorar y progresar con el tratamiento de terapia del habla. El pronóstico en lo que se refiere al desarrollo de habla normal depende de una variedad de factores; muchos de estos factores son específicos para cada niño/a y están sujetos a cambiar con el tiempo. ¡Continúe creyendo en la habilidad que tienen los niños/as de progresar y trate de celebrar cada logro ya que es un paso positivo en el camino!

© Apraxia-KIDS℠ – A program of The Childhood Apraxia of Speech Association (CASANA)
www.apraxia-kids.org