Skip to main content

Qué causa el Apraxia del Habla Infantil (AHI) y Se puede prevenir?

Primero, es importante para los padres que entiendan que es muy probable que ustedes no hayan hecho nada para “causarle” a su hijo/a  una discapacidad en el habla. No se trata de cuanto le hablaron a su hijo/a o de si los pusieron en una guardería infantil, por ejemplo. Su hijo/a no tiene apraxia porque usted se separó de su esposo/a o por haberse mudado a una ciudad nueva. Mientras conocemos el rol tan importante que cumplen los padres en el desarrollo de un niño saludable, al menos que hubiera algún tipo de abuso, negligencia o aislamiento, usted no es el directamente responsable de la causa de que su hijo/a tengo un problema del habla.

Actualmente sabemos que el apraxia del habla infantil (AHI)  ocurre en las siguiente condiciones:

  • Impedimentos neurológicos causados por infección, enfermedades o accidentes antes o después del nacimiento o por anomalías aleatorias o fallas en el desarrollo fetal. Esta categoría incluye a los niños/as con resultados son positivos a nivel cerebral en el IRM (Imagen por Resonancia Magnética).
  • Desórdenes complejos en el desarrollo neurológico. Sabemos que el apraxia del habla infantil (AHI) puede ocurrir como una característica secundaria de otras condiciones como son condiciones de origen genético, metabólico  y/o trastornos mitocondriales. En esta categoría estaría el apraxia del habla infantil (AHI) concomitante con Autismo, Frágil X, Galactosemia, algunas formas de Epilepsia y translocaciones cromosómicas que involucran duplicaciones y supresiones cromosómicas.
  • Desorden Idiopático del Habla (un desorden de “causa desconocida”) – con esta condición, actualmente no sabemos “porque” el niño/a tiene AHI. Los niños/as no tienen anomalías neurológicas observables u otras condiciones del neurodesarrollo fácilmente observables.

 

Los padres frecuentemente preguntan si sus hijos tienen Apraxia del Habla debido a complicaciones médicas durante el embarazo o el parto. En la actualidad no existen estudios que indiquen una relación directa entre las complicaciones durante el embarazo o el parto y un aumento específico en el riesgo de tener apraxia del habla. Por ejemplo, un cordón umbilical enredado en el cuello de un feto puede, en teoría, cortar el flujo de oxígeno y posiblemente llevar a un daño neurológico, resultando eventualmente en el diagnóstico de AHI. Sin embargo, dicha condición puede NO resultar en AHÍ o incluso en una lesión neurológica. Algunos niños nacen sanos aun cuando haya habido una complicación durante el embarazo o el parto. Mientras que es posible que una complicación pueda resultar en un daño neurológico que contribuya a un desorden motor del habla como AHI, las investigaciones no nos han dicho como o cuando esto sucede. Algunos especulan que algunas formas de AHI y otras condiciones que  se dan durante la infancia pueden darse, en parte, debido a condiciones ambientales como la exposición a toxinas y/ o contaminantes antes o después del nacimiento. Otros especulan que déficits en la nutrición o malabsorciones pueden causar AHI. Sabemos que, por lo general, las toxinas y los déficits nutricionales causan algunos problemas en el desarrollo pero, hasta el momento, estas teorías en lo que se relaciona específicamente con AHI son solo especulaciones.

Dicho esto, la buena salud de un niño puede contribuir con su habilidad de  beneficiarse de la exposición a oportunidades de aprendizaje y de terapia que este diseñada para ayudarles. Un que esté saludable es más capaz de tomar ventaja de las oportunidades de aprender. Los niños que se enferman frecuentemente con infecciones de oído o sinusitis, amigadlas o adenoides  inflamadas, asma, alergias o que tienen desórdenes del sueño, dietas pobres, dificultades se atención o problemas de comportamiento, van a tener mucha mayor dificultad de beneficiarse de la ayuda que les es brindada. Ayudar a su niño a estar saludable y por ende más “presente” durante las oportunidades de aprendizaje que le rodean, es una forma en que los padres pueden ayudar.

Muy probablemente en el futuro aprenderemos que el AHI es causado por múltiples factores y condiciones, no una sola. En la medida en que la evidencia de las investigaciones demuestre que el AHI es causada por algunos factores que puedan ser manipulados para reducirlos o eliminarlos se determinará si el AHI es o no es prevenible. Hasta que llegue ese momento, lo que si conocemos es que la terapia del habla proveída frecuentemente y teniendo en cuenta los principios del tratamiento motor de habla ofrece la oportunidad de mayor impacto e importancia para que los niños con AHI mejoren su habilidades a nivel de articulación y habla. Los niños que puedan mantener un nivel de salud óptima muy probablemente se beneficiaran directamente cuando se les brinda la ayuda adecuada.

© Apraxia-KIDS℠ – A program of The Childhood Apraxia of Speech Association (CASANA)
www.apraxia-kids.org